Tener los pies grandes

No es lo más habitual que una mujer calce una talla 42, 43, 44 o incluso 45. Tampoco que un hombre sobrepase las tallas 44, 45 ó 46 en cuestión de calzado. Por lo general, las tallas de zapatos para mujeres van hasta la 41 y para hombres hasta la 46. Pero existen personas que se salen de los parámetros normales y que precisan de calzados tallas grandes.

En otros tiempos, ellas optaban por vestir sus pies con modelos de hombre. Ellos no tenían más remedio que encargarlos a medida, asumiendo el gran coste que suponía cada par. 

El mundo paranormal siempre ha hecho referencia a Pie Grande como una criatura legendaria tipo simio, que vagaba por áreas remotas del mundo. Hoy, tener pies grandes no tiene nada de paranormal, de hecho, es algo cada vez más común y afortunadamente, la oferta de zapatos de tallas especiales es inmensa. Las mejores marcas ya contemplan esta realidad y diseñan productos a la moda, empleando materiales de gran calidad y diseñando modelos muy variados. 

La era digital también ha abierto grandes posibilidades para estas personas que precisan calzado más grande de lo habitual, permitiéndoles comprar  zapatos de fabricantes extranjeros a través de internet.

Esta entrada fue publicada en Moda, Zapatos. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*