Pagar por ver películas online: calidad y seguridad a buen precio

A estas alturas todos sabemos que descargar y ver películas a través de Internet puede ser una actividad ilegal y perseguida por la ley, si se hace sin el consentimiento del autor. Desde hace ya varios años, España ostenta el título del país en que se efectúa una mayor cantidad de descargas ilegales, y a pesar de las leyes y mecanismos de regulación que se han creado, no se ha podido controlar el avance de este número.

Mapa de la piratería en EspañaHoy en día 1 de cada 3 internautas en España descarga o ve películas en Internet de forma ilegal, lo que puede suponer pérdidas económicas para el sector audiovisual, pero al mismo tiempo indica que cada vez está más extendido el hábito de ver películas en casa como opción de “bajo coste”, sin renunciar a disfrutar de los estrenos o películas que más interesen, y utilizando el ordenador.

La pregunta que deberíamos hacernos sería la siguiente: ¿se está cubriendo y aprovechando este nuevo hábito de los usuarios mediante opciones que cumplan con la ley? La respuesta es sí, pero no se está dando a conocer lo suficiente.

No hace mucho tiempo que no existía esta opción de descargar películas en Internet, y la mayoría teníamos el hábito de alquilarlas en un videoclub para verlas tranquilamente en casa, o pedirla prestada a algún amigo que la hubiera comprado. Pagar por ver películas en casa es algo que se ha hecho siempre, como mecanismo que garantizaba que la industria encargada de producir y distribuir esa película sería compensada por el trabajo realizado.

Pues bien, esto puede seguir haciéndose en Internet, si retomamos el hábito que teníamos anteriormente: cada vez hay más webs que ofrecen ver películas de forma legal, pagando una pequeña cantidad por tener ese derecho (puede estar en torno a 1-5€, dependiendo de la web a la que nos dirijamos), y contando además con la seguridad de que podremos visionar la película con calidad y sin publicidad que nos moleste.

En EE.UU. desde hace bastantes años (desde 1997) NetFlix domina este mercado, ofreciendo series y películas online mediante una suscripción mensual, propiciando la aparición de otras muchas webs similares, y está ya arraigado en el mercado norteamericano.

En España también existen opciones de este tipo, pero lo que aún nos falta es la cultura de “pagar un poco por tener un mejor servicio”. Es decir, pagando lo que antes pagábamos al videoclub, o incluso menos, podemos ahorrarnos esperas, películas de baja calidad o que no eran lo que parecían, etc. Algunas de las opciones que ya existen en nuestro país son las siguientes:

Filmotech, donde se encuentra una gran oferta de películas online tanto nacionales como internacionales, estrenos, versión original, etc. Se paga por cada visionado, o una tarifa plana de sólo 6,95€ para acceder a todo su catálogo.

Filmin, una de las pioneras y con un catálogo de cine algo más independiente, pero también en español, con estrenos y cine de alta calidad.

Mitele, el portal del Grupo Mediaset en que se pueden ver las películas que producen, entre ellas por ejemplo la taquillera Lo imposible.

Ver películas online. "Lo imposible", en Mitele.es

Ejemplo de promo de la película Lo imposible, disponible para ver online en Mitele.es

Esperamos que esta opción se instale también en los hábitos de los españoles, ya que los usuarios salen ganando en calidad y comodidad, y la industria ve recompensado su trabajo.

Esta entrada fue publicada en Cine, Cultura y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>